Entérate de las cinco anomalías más comunes que sufren tus ojos.

Entérate de las cinco anomalías más comunes que sufren tus ojos.

Los problemas más comunes de la visión son los errores de refracción conocidos como vista corta; en este artículo vamos a ver un poco más de cerca cada uno de estos enemigos de la visión que merecen cuidado, mucho cuidado. Desde ya, abre bien los ojos para que no te agarren fuera de base.

El uso de gafas con prescripción ha aumentado en los últimos años porque cada vez necesitamos ver mejor y por ello es necesario corregir la visión ante los diferentes defectos refractivos que sufre la población en el mundo. Actualmente, cada vez son más las personas que acuden a los especialistas buscando una recomendación para cada uno de los males que les aqueja su visión.

La miopía:
Las personas con este defecto refractivo ven los objetos cercanos con claridad muy bien definidos; contrario a los lejanos que los ven borrosos. Las personas miopes tienen fuertes limitantes para poder ir a cine, ver televisión, conducir o encontrar la ruta de bus que necesitan.

La hipermetropía:
Este es un error de refracción común. Quien padece este problema ve los objetos distantes con mayor claridad a diferencia de los que están más cerca. Sin embargo, las personas experimentan la hipermetropía de formas diferentes, incluso hay algunas personas que no notan ningún problema con su visón, especialmente cuando son jóvenes.

Con el paso del tiempo las personas se dan cuenta de la hipermetropía al percatarse de visión borrosa de cerca y de lejos.

Las personas con hipermetropía notan que no son buenos lectores, se cansan rápidamente, pierden el renglón de la lectura y pueden presentar dolores de cabeza recurrentemente.

El astigmatismo 
Este problema es mucho más común; es un defecto refractivo en el que el ojo no enfoca la luz de forma pareja sobre la retina, el tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo. Esto puede hacer que las imágenes se vean borrosas o alargadas. Incluso hay personas que pueden tener más de un problema de visión. Es el caso de aquellos que tienen astigmatismo y también miopía.

La presbicia 
Por último, tenemos la presbicia. Un problema que es fácil de detectar en personas mayores de 40 años cuando al tratar de leer el periódico o un celular, buscan alejarlo para poder enfocar bien.

La presbicia es una condición relacionada con la edad, con el paso del tiempo, en la que la capacidad de enfocar de cerca se vuelve más difícil. A medida que el ojo envejece, el cristalino ya no puede cambiar de forma lo suficiente, para permitir que el ojo se enfoque en los objetos cercanos con claridad y nitidez.

Aunque hemos hablado de cuatro defectos refractivos estas son las afecciones más comunes. Es importante entonces observar cómo se comporta nuestra visión y llevar a cabo chequeos anuales con especialistas de la visión, que nos lleven a tomar los correctivos pertinentes a tiempo, para disfrutar siempre de una visión que nos permita ver la vida de la mejor manera.

No te duermas, abre bien los ojos ante cualquier síntoma.

Nos leemos pronto, amigos.