Cuando se trata de tu hijo, la estimulación de cada uno de sus sentidos y capacidades motrices desde sus primeros años se convierte en algo más que tu prioridad. Y es que es a través de sus sentidos, en especial la vista, que él empieza a reconocer todo lo que lo rodea, empieza a familiarizarse con su nuevo mundo. La estimulación visual le ayudará a tu hijo no solo a desarrollar capacidades físicas, sino también emocionales a través de tamaños, formas, colores y a mejorar su coordinación ojo-mano con el uso de algunos juguetes. Algunos ejercicios pueden no presentar mayor dificultad para los niños que cuentan con una visión normal, sin embargo, existen aquellos a quienes les es más difícil y deben trabajar en mejorar su percepción visual.

¿Cuáles son las claves para mejorar su funcionamiento visual?

 Incentiva la lectura: Ten en cuenta el ritmo de lectura así como la edad de tu hijo/a, presta atención si después de un corto tiempo se cansa o se salta algunas líneas. Trabaja junto a él y ayúdalo a mejorar.

 Ejercita su memoria: Apóyate con ficheros que contengan diferentes objetos y luego pídele que te describa las figuras.

 El juego de las diferencias: Usa varias imágenes para que encuentre las diferencias entre ellas.

 Las Siluetas: Puedes usar varias figuras negras sobre fondo blanco para que tu hijo trate de reconocer de qué objeto se trata. Solo necesitas convertirte en la guía perfecta y acompañarlo en cada paso, recuerda que también la visita periódica a un especialista es clave para detectar problemas a tiempo.

Fuentes:

http://www.guiainfantil.com/