Cómo evitar que se pierdan tus lentes

Cómo evitar que se pierdan tus lentes

Usar lentes puede ser incómodo para algunas personas, y para otras puede resultar tan natural como parpadear. Lo cierto es que cada quien tiene su manera de ver el mundo, pero para todos es normal desprenderse de los lentes de vez en cuando, sea para practicar algún deporte, entrar al mar o simplemente porque has tenido un día pesado y sientes que tus ojos necesitan descansar del aumento.

Esta conducta es tan normal que ni siquiera nos fijamos en el lugar donde los dejamos y corremos el riesgo de romperlos, o peor, de extraviarlos. En este artículo te vamos a dar unos consejos para que protejas tus lentes cuando cuando necesitas dejarlos de lado por un momento.

1. Es importante que te fijes siempre en dónde los vas a dejar. Muchas veces el lugar que escogemos para dejar nuestros lentes es simplemente el más cercano, confiados en que allí no les pasará nada, pero al volver alguien los dejó caer, nos sentamos sobre ellos, o sencillamente no podemos encontrarlos. Para evitar esto, es importante dedicarle un par de segundos al lugar en que dejarás los lentes para asegurarte que nadie los dejará caer, no te sentarás sobre ellos, y no los olvidarás.

Lo más difícil de buscar los lentes, es que simplemente no puedes ver todo con claridad, por eso, ten lugares claves, busca los lugares más seguros para dejar tus lentes, y de esta manera evitarás que se te pierdan, si no están en el primer lugar que creías, pasas al siguiente hasta que los encuentres y no tendrás que estar arrastrándote por el piso tanteando cada rincón hasta encontrarlas.

2. Si estás leyendo un libro o trabajando en el computador y decidiste descansar un poco de tus lentes, una buena idea es dejarlos encima del libro, computador o tableta, de esta manera, cuando decidas volver a tu labor, observarás que tus lentes te estaban esperando.

3. La mejor manera de cuidar los lentes cuando sales de casa, es llevar siempre contigo el estuche, de esta manera, si decides quitártelos estarán protegidos y además evitarás que se te ensucien con el ambiente. Eso sí, no olvides donde dejaste el estuche y aplica para este las mismas precauciones sobre el lugar, preferiblemente anda siempre con un bolsito donde lo puedas guardar, o asegúrate de ir con alguien que lleve alguno.

Recuerda siempre estos consejos a la hora de dejar tus lentes, puede resultar molesto preocuparse tanto, pero estarás agradecido de conservar tus lentes todo el tiempo que quieras.