¡Conoce los ojos de los bebés!

¡Conoce los ojos de los bebés!

El 80% del aprendizaje y el desarrollo de los bebés se ven fuertemente influenciados por la vista, por lo tanto, es imprescindible que los padres estén atentos a cualquier anomalía o problema en los ojos de sus hijos desde el nacimiento.

La vista es el sentido más importante que posee el ser humano, y el ojo es el órgano que lo hace posible. Desde el nacimiento, y a medida que vamos creciendo, la visión nos permite relacionarnos con el mundo que nos rodea, propiciando nuestro aprendizaje y nuestro desarrollo físico, psíquico y emocional. De ahí la importancia de dedicarle un cuidado especial y prestar atención a cualquier molestia o anomalía que pudiera surgir durante los primeros meses de vida.

Hay que estar atentos, porque el primer examen visual del bebe se hace poco después de su nacimiento y a partir este se debe hacer revisiones periódicas. Los médicos suelen valorar la vista y la salud ocular. Afortunadamente, además, la mayoría de los problemas oculares que aparecen en esta etapa, incluso los más graves, pueden solucionarse con éxito si se tratan a tiempo.

La conjuntivitis es la enfermedad de los ojos más frecuente en los bebés, pero también son comunes otros problemas oculares como los orzuelos, las infecciones o la obstrucción del lagrimal. Por otra parte, están las anomalías de la visión como tal: El estrabismo y el ojo perezoso son los trastornos más preocupantes en la infancia porque pueden afectar al desarrollo del niño.

Aquí te dejamos algunos consejos que te pueden servir en el momento que notes algo raro en los ojos de tu bebé

Consejos para cuidar los ojos de tu bebé

Es importante que tengas en cuenta que:

  • Los ojos del recién nacido no necesitan cuidados especiales si no presentan ningún problema. En cualquier caso, la medida más sencilla y práctica que puedes tomar es lavarte bien las manos antes de tocarle la cara, y especialmente los ojos.
  • Cuando la madre ha sufrido infecciones en el embarazo debe tener precaución con los ojos de su bebé. Por ejemplo, la toxoplasmosis es una infección que se produce por un parásito y puede afectar significativamente la retina y otras partes del ojo en los recién nacidos.
  • En tu botiquínno pueden faltar gasas y suero fisiológico, muy prácticos para limpiar y mitigar algunas de las molestias más comunes de los ojos.
  • Si alguna de las enfermedades que tiene tu hijo es contagiosa, por ejemplo una conjuntivitis, no olvides lavarte las manos después de tratarlo.