Conserva tu montura por más tiempo

Conserva tu montura por más tiempo

Tus gafas están contigo todos los días. Entonces, cuidarlas es como cuidar algo que, realmente, es parte tuya. Además de los cuidados con los lentes, también es necesario prestar atención a la montura. Ve algunos consejos que se pueden volver hábitos y hacen una gran diferencia en el “plazo de validez” de tus gafas.

  1. Ponte y quítate las gafas con ambas manos, sin prisa.
  2. Asegúrate que tu montura esté alineada, si los pequeños tornillos están firmes y si el puente (parte de las gafas que se sitúa encima de la nariz) no incomoda. Si uno de esos elementos no está en buenas condiciones, busca una óptica.
  3. Al momento de guardar tus gafas opta por ponerlas en estuches o bolsa.
  4. Deja las gafas siempre cerradas, con los lentes hacia arriba y sobre superficies planas.
  5. Apoyar las gafas en la cabeza, sujetarlas al cuello de la camisa o guardarlos en el bolsillo de la camisa, puede deformar y desequilibrar los brazos.
  6. No uses tus gafas bajo el sol por mucho tiempo. Este consejo también vale para quien acostumbra dejar el accesorio dentro de la guantera del carro.

Finalmente, no olvides las pequeñas incomodidades que puedan ocasionar tus gafas. Un lente mal ubicado, brazos apretados o puentes muy cercanos a la nariz, pueden ajustarse fácilmente. Si sientes una incomodidad constante con tu montura, no dejes la solución para después, hazlo cuanto antes. Eso hará que tus gafas duren más tiempo, ya que estarán perfectamente posicionadas en tu rostro.