Hace solo una década el panorama era distinto, la conexión a internet se realizaba a través de la red telefónica, en una universidad de Estados Unidos se creaba la red social que revolucionaría el mundo, los primeros teléfonos celulares acaparaban nuestro tiempo entre mensajes de texto y el juego de la culebrita. Hoy, en el 2017, no es solo un juego el que se roba nuestra atención, son miles de aplicaciones, la serie del momento, el último celular que cuenta con más megapíxeles en su cámara frontal y que es perfecto para tomarse selfies.

Sí, los tiempos han cambiado, pero nuestros ojos siguen siendo los mismos o al menos eso es lo que esperamos; esperamos conservar la misma agudeza visual sin importar cuantas  horas pasemos frente a la pantalla. Lo que también ha dado paso a enfermedades que si bien existían antes, ahora, su presencia en nuestra vida es más notable.

1) Fatiga visual

Si te rascan, arden, molestan o te lloran los ojos después de estar un rato tras el computador o el celular es probable que se trate de fatiga visual. Esta es la consecuencia de haber exigido de más a tus ojos, por lo que es importante seguir
estos consejos:

>Fíjate en la luz, si hay demasiada o poca le costará mucho más a tus ojos enfocar y seguir lo que estás haciendo.

>Haz descansos, cambia de actividad por una más relajante para tus ojos y verás que todo será más fácil.

>Enfoca a diferentes distancias, practica la regla 20/20, ajusta el brillo de tu computador o el tamaño de las letras e imágenes.

2) Tensión ocular

Pasar demasiado tiempo viendo un monitor puede ocasionar un aumento de presión en el ojo, lo que es conocido como presión intraocular. Esta enfermedad puede desencadenar hipertensión ocular, cuando la presión de estos líquidos exceden ciertos niveles ¿la recomendación? Realiza las pausas pertinentes, visita a tu especialista en salud visual.

3) Ojo seco

Esta condición se presenta cuando la producción de lágrimas es muy limitada, una capa saludable de estas es necesaria para una buena visión. Si tienes visión borrosa, ojos rojos o sensibilidad a la luz, es importante lubricar tus ojos con lágrimas artificiales recomendadas por el especialista.

4) Disfunciones binoculares

El estrés, la tensión y el cansancio son las principales causas, por eso es importante mantener una distancia de al menos 30 cm. de la pantalla para que tus ojos no pierdan visión o sufran de fotofobia (molestia o intolerancia provocada por la luz).

No podemos negar que cada una de estas molestias están cada día más en auge, y sin duda la tecnología seguirá evolucionando junto a todo lo que amamos de ella. Por eso, es importante que hagas pausas cada vez que uses cualquier dispositivo electrónico, así conservarás a la perfección tu visión. Para un alivio a todos estos síntomas existen lentes que protegen tus ojos de la luz azul violeta. Pregunta a tu especialista las opciones existentes en el mercado.

Fuentes:

www.eyezen.co
http://www.salud180.com/