Fatiga ocular digital: 5 pasos para obtener alivio

Fatiga ocular digital: 5 pasos para obtener alivio

Tomado y adaptado de allaboutvision.com/es/sindrome-visual-informatico/alivio Por Gary Heiting, OD y Larry K. Wan, OD

El uso de dispositivos electrónicos se nos ha vuelto cotidiano, la fatiga ocular causada por ello se ha convertido en una de las principales afecciones relacionadas con el trabajo. Los estudios muestran que la fatiga ocular y otros molestos síntomas visuales ocurren en un 50 a 90% de las personas que trabajan con computadoras.

Estos problemas van desde la fatiga física, la disminución de la productividad y el aumento de la cantidad de errores en el trabajo, hasta pequeñas molestias como movimientos espasmódicos e involuntarios del ojo y ojos rojos.

A continuación, te dejamos 5 sencillos pasos que puedes seguir para reducir el riesgo de fatiga ocular causada por el uso de dispositivos electrónicos y computadoras y otros síntomas comunes del síndrome visual informático (CVS, por sus siglas en inglés):

1. Hazte un examen visual completo
Hacerse un examen visual completo de rutina es lo más importante para prevenir o tratar problemas de la visión relacionados con el uso del computador y dispositivos electrónicos. Si no te has hecho un examen visual en más de un año, programa una visita con tu profesional de salud visual. Durante el examen, dile al especialista de la visión con qué frecuencia usas el computador en el trabajo y en la casa.

2. Utiliza una iluminación adecuada
En muchos casos, la fatiga ocular es causada por un exceso de luz brillante, bien sea que provenga de la luz del sol o de una luz muy fuerte proveniente de la iluminación interior. Cuando se usa el computador, la iluminación de ambiente debe ser aproximadamente 50% menos brillante de la que suele encontrarse en la mayoría de las oficinas.

Elimina la luz exterior cerrando las cortinas o persianas. Reduce la iluminación interior usando menos bombillos o tubos fluorescentes. Si es posible, coloca tu monitor de manera que las ventanas estén al lado, en lugar de enfrente o detrás de ella.

Muchos usuarios de computadores consideran que sus ojos se sienten mejor si pueden evitar trabajar bajo luces fluorescentes de techo. Si es posible, apaga las luces fluorescentes de techo y utiliza lámparas de piso que ofrecen luz incandescente, o bien, lámparas halógenas que dan iluminación indirecta.

3. Parpadea con más frecuencia
Parpadear es muy importante cuando estás mucho tiempo expuesto a dispositivos electrónicos porque humedece los ojos para evitar la resequedad e irritación.

Las lágrimas que recubren el ojo se evaporan más rápidamente durante largas fases sin parpadear, lo que puede causar el síndrome del ojo seco. Además, el aire en muchos entornos es seco, lo que incrementa la rapidez de evaporación de las lágrimas, y pone a la persona en mayor riesgo de padecer problemas relacionados con la sequedad ocular.

Si experimentas síntomas de sequedad ocular, pídele al profesional de salud visual lágrimas artificiales para usar durante el día.

Para disminuir el riesgo de sequedad ocular, haz este ejercicio: Cada 20 minutos, parpadea muy lentamente 10 veces cerrando los ojos como si te fueras a dormir. Este ejercicio te ayudará a humedecer los ojos.

4. Ejercita los ojos
Otra causa de fatiga ocular causada por el uso de dispositivos electrónicos es el espasmo acomodativo.

Para reducir el riesgo de cansar los ojos al esforzarlos constantemente para mantener el enfoque de cerca en la pantalla, te aconsejamos mirar lejos del dispositivo al menos cada 20 minutos y dejar ir la mirada hacia un objeto distante (al menos a 6 metros de distancia) durante al menos 20 segundos. Ver de lejos relaja los músculos dentro del ojo encargados de enfocar de cerca para así reducir la fatiga.

Otro ejercicio es mirar de lejos un objeto durante 10-15 segundos y, a continuación, mirar algo de cerca durante 10-15 segundos. Después, vuelve a mirar el objeto distante. Repite 10 veces. Este ejercicio reduce el riesgo de que se produzca un espasmo acomodativo, es decir, de que se dificulte la habilidad de los ojos para relajar la visión en distancias lejanas tras una prolongada exposición a dispositivos.

5. Usa lentes con protección antirreflejo y filtro de luz azul
Usar lentes con protección antirreflejo es de gran beneficio si pasas mucho tiempo expuesto a dispositivos electrónicos. Puedes solicitar a tu profesional de la visión incluir en tu fórmula lentes con protección antirreflejo y filtro de luz azul. También son una excelente opción si usas lentes progresivos. Para obtener más detalles, pregunta a tu profesional de la visión.