Gimnasio para tu vista (Parte 1)

Gimnasio para tu vista (Parte 1)

Así como las otras partes del cuerpo, aunque no lo creas, los ojos también tienen músculos. En realidad, estos son los más rápidos y es de allí de donde sale la expresión “en un parpadeo”. Para cuidar tu visión, hay diferentes tipos de ejercicios que mejoran la coordinación y el enfoque de los ojos, esta disciplina es comúnmente conocida como “Ortóptica” y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta estudia y trata los defectos en la musculatura óptica además de los hábitos visuales defectuosos.

Ejercicios oculares para fortalecer tu visión.

Hay que tener en cuenta que los ejercicios oculares están enfocados en corregir alteraciones de motilidad y fortalecer los músculos responsables de los movimientos oculares.

Para empezar, coloca tus manos (limpias) sobre tus ojos. Este gesto reducirá los estímulos de tus ojos y cerebro. Ciérralos y aplica una leve presión sobre ellos esto ayuda a expandir la película lagrimal de manera uniforme.

Frota tus manos hasta que estén calientes, luego, cierra tus ojos y cúbrelos con tus manos ahuecadas. Asegúrate que la luz no se filtre porque impedirá el proceso de relajación.

Respira profundo y hazlo por un período de tres minutos o más.

Fortalece tu enfoque tanto de cerca como de lejos, ubícate frente a una pared en blanco, coloca un esfero a 25 cm de tu cara y enfócalo. Después enfoca un objeto (reloj de pared) a 3 metros de distancia durante 10 o 15 segundos. repite este ejercicio 5 veces.

Otro ejercicio es hacer un zoom con tus ojos, tendrás que ajustar tu enfoque en diferentes distancias. Siéntate en una posición cómoda, extiende tu brazo al máximo con el pulgar arriba (como la señal de aprobación). Luego, acércalo cerca de siete centímetros a tu cara. Después, extiende tu brazo de nuevo. Repite este ejercicio tres veces.

Dibuja en el aire con los ojos abiertos, formas sencillas para mejorar el control del movimiento físico ocular. Traza la figura del ocho con tus ojos lentamente, después de un minuto, ésto ayuda a relajar los ojos y permite utilizarlos por más tiempo.

¡Estos son algunos ejercicios! Puedes terminar tu entrenamiento cerrando los ojos por algunos minutos, te recomendamos que sea en una habitación oscura para que la luz no pueda molestarte