Lo importante de tener un par de lentes más

Lo importante de tener un par de lentes más

El ritual de cada mañana para todos es pararse frente al closet y decidir con qué vestirse; el clima, las reuniones que esperan, los eventos formales y casuales, las personas con las que nos vamos a encontrar e incluso el estado de ánimo, son los argumentos para elegir una prenda o cualquier otra. Para nadie es un secreto que en el caso de las mujeres, un par de zapatos no es para estar repitiéndolo todos los días; así como también para algunos hombres el reloj es el accesorio más importante para expresar la personalidad del día. Lo curioso es que es el rostro el que primero que le delata al mundo lo que somos: una persona alternativa, intelectual, ejecutiva, moderna, aventurera… etc, y son justamente los lentes los que nos hacen cambiar la cara.

Tener un par de lentes más no es ningún lujo pues, hoy por hoy, se convierte en un accesorio inteligente y necesario, muy necesario, porque nos permitirá sin duda alguna, no solo reforzar lo que queremos mostrar en nuestro look, sino que también imponer el dominio total de la situación en la que nos encontremos.

Desde el punto de vista de la salud y cuidado visual también nos recomiendan tener más de un par de lentes para que nos permita estar siempre protegidos en caso de olvidar uno de los pares en casa, o en el carro o en la oficina, evitando así los dañinos rayos del sol, la luz azul de las pantallas, las inclemencias del tiempo e incluso mantener una visión perfecta para conducir o leer en cualquier situación.

El dicho popular de cambiar la cara, hoy convertido en una promoción de Lentes Transitions® y Lentes Crizal® es la oportunidad que debemos aprovechar para tener más de un par de lentes en nuestros días y así mostrarle al mundo que podemos mirar cada situación con diferente estilo.

Ahora que ya lo sabemos, decidámonos a tener un par de lentes más para descubrir cada mañana estilos diferentes para ver el día.

Cambia esa cara, ya es hora de mirar y que te miren diferente.