Tips para el cuidado de tus anteojos

Tips para el cuidado de tus anteojos

Cuidar tus lentes formulados es mucho más sencillo de lo que crees, primero lo básico, es muy importante cargar siempre el estuche para así evitar guardarlos en bolsillos o lugares donde los puedas rayar o romper y siempre deben estar acompañados por el paño protector.

La manera más sencilla e inmediata de limpiar los cristales es siempre con el paño de microfibra, el cual se debe lavar regularmente. La manera correcta de limpiarlos a fondo es con agua tibia y frotando los cristales con las yemas de los dedos con un poco de jabón suave de tocador. Posteriormente, enjuagarlos con abundante agua y secarlos con el paño de microfibra. Procura no usar servilletas, camisetas y demás, ya que pueden rayarlos y llenarse de diminutas y molestas fibras, o simplemente empeorarlo.

No se trata de convertirte en un obsesivo con el cuidado de tus gafas, pero sí es importante el tomar algunas medidas de precaución y alargar su vida útil.

Acá te dejamos una serie de recomendaciones que puedes aplicar en tu día a día para asegurarte que tengan un largo tiempo de vida útil:

  • Siempre debes ubicar tus gafas con los lentes hacía arriba y con los brazos cerrados sobre superficies planas y lejos de los bordes para reducir posibles accidentes.
  • Evita la exposición al calor extremo así como ponerlas en la parte superior de tu cabeza ya que pueden comprometer el diseño de los mismos y causar daños irreparables.
  • Puedes acercarte a tu óptica y asegurar los tornillos con regularidad especialmente si miras hacia abajo y estos se resbalan.
  • No permitas los residuos de jabón, el salpicar perfumes o algún producto cosmético sobre los lentes, ya que estropearían el filtro anti-reflejo.
  • Al momento de usarlos debemos siempre usar las dos manos tanto para colocarlos como para quitarlos, así no forzamos las bisagras de las varillas, no ensuciamos los lentes e incluso tenemos la seguridad de no dejarlos caer.

Mantener los lentes limpios y sin ralladuras nos ayudará a ver mejor, a centrar la vista donde corresponde, reducir la fatiga visual y tener que comprar gafas nuevas frecuentemente.