¿Lentes de contacto o gafas? ¿Cuáles son para ti?

¿Lentes de contacto o gafas? ¿Cuáles son para ti?

Lo que prefieras usar para mejorar tu visión, gafas o lentes de contacto, muchas veces depende de tus preferencias personales. Estilo de vida, comodidad, conveniencia, precio y estilo son algunos de los factores que se suelen tener en cuenta a la hora de tomar una decisión.

Antes de decidir entre algunos de los dos, ten en cuenta que uno no es necesariamente mejor que el otro, pues cada uno tiene características diferentes, como el uso que les darás y la salud de tus ojos.

Las gafas ofrecen muchos beneficios sobre los lentes de contacto. Requieren muchos menos cuidados (y aún menos cuando son lentes de alta gama), no necesitas tocar tus ojos para ponertelas (lo que reduce el riesgo de alguna infección o simplemente la incomodidad de hacerlo), además de que será más difícil que pierdas tus gafas entre la alfombra o el césped. Otra ventaja puede ser su uso estético, puesto que unas gafas pueden ser un accesorio extra para tu personalidad.

Por otra parte, los lentes de contacto también tienen ciertas ventajas sobre las gafas. Por ejemplo, el hecho de estar puestos directamente en tu ojo y que no sean exteriores ayuda en diferentes factores visuales, pues no obstruye tu visión y tienes un campo más ámplio y claro para ver. Otra ventaja está en el hecho de poder hacer actividades físicas sin preocuparte demasiado por que se caigan tus gafas o se quiebren, e incluso puedes cambiar el color de tu iris con lentes especiales.

Así que, ¿cuáles son mejores al final? La respuesta es sencilla: ningúno, realmente. Ambos pueden ser usados en momentos diferentes y para actividades diferentes, y pueden ser ambos un complemento perfecto para el otro, y así cubrir las pequeñas desventajas de cada uno. Claro que si no te importa tener un poco menos de campo de visión y un accesorio más, las gafas son para ti.

Si por otro lado, no te importa incomodarte un poco al ponerlos a cambio de olvidar que tienes problemas de visión, los lentes de contacto son para ti. Ten en cuenta que si usas con frecuencia lentes de contacto, también deberás tener a la mano siempre unas gafas en caso de que debas dejarlos por alguna infección o irritación en los ojos.