Mitos comunes sobre el examen de ojos

Mitos comunes sobre el examen de ojos

Los exámenes visuales son muy costosos

¡Falso! Un examen visual integral no es costoso en comparación con el beneficio de prevenir y corregir enfermedades visuales. Además, dentro del servicio de salud básico se cuenta con la atención de Optometría y Oftalmología solo debes darle prioridad a tus ojos y solicitar tu cita.

“Yo veo perfecto, no necesito hacerme un examen

¡Falso! La mayoría de las personas con problemas oculares no se percatan de que los tienen hasta que visitan por primera vez a un Optómetra. Además, la agudeza visual es solo uno de tantos problemas visuales que pueden afectar a las personas, y que son detectados con un examen visual integral.

“Los exámenes visuales son dolorosos y molestos

¡No es cierto! La televisión y el cine se han encargado de alimentar esta idea con escenas donde se muestran algunos test visuales como una forma de tortura. Ningún test visual debe doler o incomodar, a menos que se tenga algún problema o esté mal realizado.

“El médico general me hizo un examen visual y no necesito otro

¡Tenga cuidado! A pesar de que el examen básico o tamizaje visual que es realizado por médicos o enfermeras descarta problemas sencillos de visión, sí se necesita siempre la evaluación de un especialista que tenga en cuenta muchas otras circunstancias que pueden significar problemas visuales o estructurales. Nunca deje de hacerse el examen visual integral.