La moda de proteger tus ojos

La moda de proteger tus ojos

Conoce la moda de proteger tus ojos con estilo. Acá unas razones para que tomes la decisión de ponerle color a tu look.

Quien utiliza lentes recetados transparentes ya estará familiarizado con las molestias que estos producen cuando se está expuesto al sol. Esto lleva a que la mayoría de la gente prefiera tener más de un par de lentes para intercambiarlos cuando se está bajo la amenaza de los rayos UV.

Una alternativa sencilla que facilita la vida de quienes hacen de los lentes una parte fundamental de sus tareas diarias, son los lentes fotocromáticos, que gracias a sus tecnologías hacen posible las transiciones de claro a oscuro, ayudando a filtrar la luz nociva que amenaza los ojos, al tiempo que permite la mayor comodidad al tener lentes que se oscurecen cuando se está al aire libre.

La constante evolución en la tecnología del mercado de lentes fotocromáticos permite que la protección de la luz, tanto de interiores como de exteriores, sea más potente; así como también ha permitido que la gama de colores y estilos aumente, hasta el punto de posicionarse entre el look de los jóvenes. Un claro ejemplo son los Lentes Transitions que en su portafolio de productos ya cuenta con más de 6 colores en los que se destacan todos los tonos de sus lentes espejados Style Mirrors.

A continuación te queremos dar las razones de por qué tus ojos merecen el cuidado especial que brinda los lentes fotocromáticos Transitions:

– Su comodidad permite que los lleves en cualquier situación.
– Gracias a la protección contraa los rayos UV, podrás olvídarte de cargar más lentes que te protejan de sol.
– Los lentes fotocromáticos ahora se adaptan a tu montura favorita para que no dejes de llevar tu estilo por donde vayas.
– Sus colores y estilos también pueden cumplir con las necesidades de prescripción que tus ojos necesiten (bifocales, progresivos o alguna otra necesidad específica)
– Te brindan comodidad, ahorro, estilo y protección.

El ritmo del mundo de hoy nos exige practicidad y protección ¿Qué tal si empezamos por nuestros ojos?