Problemas de agudeza visual a temprana edad

Problemas de agudeza visual a temprana edad

Aprendizaje lento, frustración y baja autoestima son detectados muy a menudo en niños con problemas de visión ya que si no son diagnosticados o tratados a tiempo las afecciones relacionadas con los ojos pueden generar retrasos en el desarrollo de los niños.

Los problemas de vista afectan a uno de cada veinte niños en edad preescolar y a una cuarta parte de los niños en edad escolar. En general los niños no se quejan de la vista por falta de conocimiento, es por ello que debemos realizar un examen regular para descartar o tratar alguna dificultad visual.

La ambliopía (ojo perezoso) es la principal causa de pérdida de visión en niños, y puede deberse a un alineamiento visual inadecuado o falta de enfoque en uno de los ojos, resultando en un ojo perezoso que debe ser tratado lo más pronto posible (antes de los 7 años) para evitar problemas a largo plazo. Esto ocurre al menos en un 2% de los niños entre los 6 meses a los 6 años de edad.

El estrabismo (ojo desviado) ocurre cuando los músculos de los ojos no están trabajando simultáneamente generando una pérdida de paralelismo. Hasta un 4% de niños lo padecen y deben ser tratados para evitar una ambliopía o pérdida de la vista.

Otro problema de la vista es el astigmatismo, ocurre cuando la córnea o lente del ojo tiene una forma irregular la cual provoca una visión borrosa a cualquier distancia. El 28% de los niños lo padecen y va de la mano con la miopía e hipermetropía.

Una mala visión puede afectar el rendimiento, la atención y el aprendizaje dificultando la vida de las personas a cualquier edad y más aún a temprana edad ya que es el momento clave para el desarrollo de un niño.