Lleva una vida sana para tus ojos

Lleva una vida sana para tus ojos

Nuestro cuerpo es nuestro templo y la manera como lo cuidamos tiene influencia en el futuro. Los ojos no son la excepción de esta ecuación: exigen comprensión, atención y cuidados para permanecer en su mejor forma. Pero debemos ser honestos: muchas veces ignoramos nuestra salud visual dando prioridad a preocupaciones como el trabajo, las obligaciones, el deporte, los niños, entre muchas cosas más.

¿El resultado? Mantenemos malos hábitos, dejamos a un lado nuestro examen visual anual y en ocasiones ajustamos nuestras monturas nosotros mismos. Muchas veces visitamos a un especialista óptico tan sólo cuando algo no está bien (dolor permanente, visión borrosa y problemas derivados). Entonces un problema – que podría haber sido evitado – ya existe.

En esos momentos vale tomarse un minuto para pensar que nuestras prioridades del día a día, requieren una visión saludable y perfecta. ¿Cómo podrías ver una película con dificultades de visión? ¿Cómo trabajarías con total concentración, si a la primera muestra de esfuerzo, tus ojos se agotan?